Carta de amor del Dr. Atl para Nahui Olin

En 1921, en la Ciudad de México, la pintora y poeta María del Carmen Mondragón Valseca, hija del general Manuel Mondragón, conoce al pintor y precursor del muralismo, Gerardo Murillo, el Dr. Atl, quien la bautiza con el nombre de Nahui Olin.

De este encuentro surge una relación de amor y desamor, misma que quedó documentada en las correspondencia que intercambiaron a lo largo de su duración y que hoy nos ayuda a entender mejor a estos personajes geniales, Gerardo Murillo (1875-1964) y la poeta Carmen Mondragón (1893-1978).

La siguiente es una carta de amor escrita para Nahui Olin por el Dr. Atl:

Fulgor vertiginoso

Radiación destructora de la muerte

Ansia luminosa de mayor esplendor

Desesperación de mayor vida

Hoguera en cuyo centro vibra la llamarada azul de tu más vivo deseo

Inquietud ardiente

Energía radiante

Flama suavemente coronada de áureo resplandor

Fulguración en cuya lumbre la conciencia se precipitó como un planeta desorbitado en el fuego de un sol…

Es tu nombre el más grandioso símbolo de las cosmogonías

Es tu boca la más humana de todas las bocas

Son tus ojos dos abismos abiertos entre el polvo sideral

Anillos de una nebulosa a través de los cuales se miran los abismos del caos

Gloria ardiente es tu cuerpo y es tu pensamiento una rotación que conmueve el universo e ilumina mi corazón.

Dr. Atl