La biblioteca turca que surgió de la basura, literalmente

La iniciativa de un grupo de basureros de Ankara, la capital de Turquía, ya es noticia en todo el mundo. Se trata de uno de los proyectos de rescate y reciclaje más interesantes.

Con todos los libros encontrados en la basura, los basureros de una comunidad en Ankara han creado una biblioteca que ya cuenta con más de 5000 obras literarias.

La biblioteca tiene lugar en una antigua fábrica de ladrillos que había permanecido en el abandono por más de dos décadas, sitio que ahora sirve para beneficio, no solo de los basureros y sus familias, sino también del público en general.

Para complementar la experiencia, sus creadores han agregado una barbería, una cafetería, así como áreas de descanso, a donde se va a leer, jugar ajedrez o pasar los ratos libres.

Leer libros desarrollan la inteligencia de la gente, fomenta las ideas nuevas […]. Aquí, hacemos que la gente descubra esas ideas.

Los gestores de la biblioteca planean una versión móvil para acercar las obras a algunos centros escolares que no cuentan con libros. Durante esas visitas un grupo formado por once basureros tocará música con botes vacíos y metales encontrados.

La biblioteca es gestionada por Eray Yilmaz, un chico de 20 años, que meticulosamente administra la entrada y salida de las obras. Hasta la fecha han prestado ya más de 200 libros.