La pieza más famosa del compositor John Cage no es más que silencio, se llama 4′33″


 
La pieza musical más famosa del compositor, instrumentista, teórico musical y filósofo, John Cage no contiene notas. Se trata de una composición de 4′33″ (cuatro minutos con treinta y tres segundos).
John Milton Cage Jr. (Los Ángeles, 5 de septiembre de 1912 – Nueva York, 12 de agosto de 1992) es considerado el compositor experimental estadounidense más controversial e influyente del siglo XX.
A pesar de que 4′33″ es una pieza en silencio, el “tema” se encuentra a la venta en i-tunes.
screen-shot-2011-07-29-at-11-35-59-am1

La historia de 4′33″

4′33″ es una obra musical en tres movimientos realizada por el compositor estadounidense de vanguardia John Cage en 1952. La pieza puede ser interpretada por cualquier instrumento o conjunto de instrumentos. En la partitura, con una única palabra, «Tacet», se indica al intérprete que ha de guardar silencio y no tocar su instrumento durante cuatro minutos y treinta y tres segundos. Aunque comúnmente se considera que se trata de «cuatro minutos y treinta y tres segundos de silencio», algunos teóricos de las vanguardias musicales consideran que el material sonoro de la obra lo componen los ruidos que escucha el espectador durante ese tiempo. Con el paso de los años 4′33″ se ha convertido en la obra más famosa y controvertida de John Cage.
El silencio jugó un rol fundamental en multitud de trabajos de Cage anteriores a 4′33″. El Dueto para Dos Flautas (1934), compuesto cuando Cage tenía 22 años, abre en silencio, e igualmente el silencio fue un importante elemento estructural en algunas de sus Sonatas e Interludios (1946–48), Música de Cambios (1951) y Dos Pastorales (1951). El Concierto para piano preparado y orquesta (1951) cierra con un silencio extendido, y Esperando (1952), una pieza de piano compuesto solo meses antes de 4′33″, lo forman largos silencios encuadrando un patrón sencillo y corto de ostinato.
La primera vez que Cage mencionó la idea de una pieza compuesta completamente de silencio fue durante una clase en 1947 (o 1948) en la Universidad de Vassar, A Composer’s Confessions. En esa época, no obstante, Cage sentía que ese tipo de pieza sería «incomprensible en el contexto occidental», y era reacio a escribirla. El pintor Alfred Leslie recuerda a Cage presentando «una charla de un minuto de silencio» frente a una ventana hacia finales de los años 1940 al visitar Studio 35 en la Universidad de Nueva York.
En 1951, Cage visitó la cámara anecoica de la Universidad de Harvard. Cage entró en la cámara esperando escuchar silencio, pero más tarde escribió: «oía dos sonidos, uno alto y otro bajo. Cuando se los describí al ingeniero a cargo, me informó que el alto era mi sistema nervioso, y el bajo mi sangre en circulación». La realización, tal y como la vio, de la imposibilidad del silencio le llevó a la composición de 4′33″, después de asistir ese mismo año a una exposición de Robert Rauschenberg en el Black Mountain College, donde la contemplación de unos lienzos completamente blancos le hizo pensar que la música estaba quedándose atrás de otras artes visuales y, según relató más tarde, le proporcionó la inspiración inmediata para la obra.

El debut de 4′33″

La presentación de los tres movimientos de 4’33″ fue ofrecida por David Tudor el 29 de agosto de 1952, en Woodstock, Nueva York, como parte de un recital de música contemporánea para piano. La audiencia le vio sentarse al piano y, para señalar el comienzo de la pieza, cerrar la tapa del teclado. Un poco después, la abrió ligeramente para señalar el final del primer movimiento. Este proceso fue repetido para el segundo y tercer movimiento.
La pieza ha sido controvertida hasta la actualidad, y se ve como un desafío a la misma definición de música.
Se ha afirmado que la obra 4’33” de John Cage representa el comienzo de la música noise (en inglés, “ruido”), en la medida que este tipo de música está creada a partir de sonidos incidentales o aleatorios que representan la tensión entre sonidos “deseables” (notas correctamente tocadas) e indeseables “ruidos”.

Un cover de 4’33” por el compositor y productor alemán, Nils Frahm

 

Nils Frahm se sienta frente al piano, absorbe la atmósfera del momento y en lugar de permanecer en silencio durante los cuatro minutos, treinta y tres segundos que dura la pieza, decide tocar lo que en ese momento le sale. Aunque el compositor y productor alemán considera su acto como una broma, nos parece una gran forma de homenajear a Cage.

This rework could be considered a joke. I sat at the piano in silence and worked from there. I listened and took in the atmosphere and this is what came out of it. Of course, it doesn’t do Cage justice, but it was more fun playing rather than sitting in silence.
– Nils Frahm

 
 

facebook.com/HelloDFpage


Compartir
  • 31
    Shares

Comentarios: