Martín Hernández nos revela detalles de lo que vamos a “escuchar” en The Revenant

 

Por Naomi Palovits

Durante una reciente misión para encontrar a “Los mexicanos más creativos en el mundo” para la revista Forbes, aproveché para hablar con una de las personas más creativas que conozco y sin duda merecía estar en esa lista, Martín Hernández.

Como bien recordarán, Martín Hernández estuvo nominado al Oscar por su trabajo en Birdman, la película de Alejandro González Iñárritu, con quien sostiene una mancuerna desde la época de la legendaria WFM Magia Digital, donde tuve la oportunidad de compartir micrófonos, cabina y varias aventuras musicales con ellos.

Esta semana se anunciaron los nominados a los premios Oscar 2016 y la cinta de Iñárritu fue la que logró mas nominaciones, entre ellas la de Martín Hernández.

Porque el cine también se escucha, les dejo un extracto de nuestra plática, así como el score de la colosal película de The Revenant, obra de Bryce Dressner, Alva Noto y Ryuichi Sakamoto.

 

NP: The Revenant es brutal en todos los aspectos y el sonido no es una excepción. La experiencia te atrapa de manera visceral, sensorial…

 

MH: Tienes razón cuando dices eso, es una película muy sensorial. En el Teatro de la Academia hubo una proyección de la película, ahí estaba el Negro y Leonardo DiCaprio. Al final, durante la sesión de preguntas y respuestas, Leonardo dijo que la película le parecía sensorial y es exactamente lo que estás diciendo. Hay mucha veracidad en el documento visual como auditivo y en un momento determinado se te puede olvidar que estás viendo actores actuando.

 

NP: The Revenant involucra, a través de Emmanuel Lubezki, una nueva óptica, según leí, utiliza una nueva cámara que permite tener una perspectiva más real del paisaje…

 

MH: ¿Sabes lo que la hace real? que trabajaron con luz natural, eso hace una diferencia enorme. Tu cerebro sí registra de manera muy potente cuando una película es real: la luz natural es imposible de sustituir.

 

NP: En tu departamento, que es el sonido, ¿como contribuyes para recrear esa realidad?

 

MH: Es la parte mas difícil. La realidad siempre es el reto mas grande porque existe una referencia que todos los humanos tenemos. Inventar algo y exagerarlo es mucho mas fácil, crear fantasía es mas fácil porque lo estás inventando literalmente de la nada, en cambio aquí, como todo se trata de que exista una veracidad absoluta, es muy difícil tratar de no exagerar las cosas o, mas que exagerarlas, acentuarlas en el momento adecuado… y la película, en este caso, es una épica, es muy grande.

Yo empecé en marzo de 2015 haciendo solamente algunos breves segmentos con ideas que tenían que ver con diseño de sonido y con música, fue así como descubrimos que era una gran opción tener a Ryuichi Sakamoto y Alva Noto como compositores del film.

 

NP: Grandiosa idea. Soy muy fan.

 

MH: Y tu sabes, a mi me encanta Sakamoto desde hace siglos, entonces con eso empezamos a hacer unas ideas sonoras que tenían que ver con música, pero también tenían que ver con la sensación emocional de la música, cuando el Negro todavía estaba editando la película, y luego él, junto con otro diseñador de sonido, Jon Taylor, empezaron a hacer el diseño de sonido de la película… luego yo llegué, mucho tiempo después a desarrollar esas ideas e invitamos a otro diseñador tremendo de sonido que ese llama Randy Thom, y entre los tres cubrimos áreas de todo el espectro sonoro de la película, que te digo que es un monstruo de proporciones gigantescas, para una sola persona hubiera sido imposible.

Escuchen The Revenant