MAYAS, LA REVELACIÓN DE UN TIEMPO SIN FIN

Compartir


El Palacio Nacional exhibe la exposición Mayas: revelación de un tiempo sin fin. Esta muestra se suma a las 540 que a nivel nacional e internacional promocionan la cultura de México. La muestra reúne 550 piezas, la mitad de ellas, son nuevos hallazgos lo que aporta uno de los más completos panoramas de la cultura Maya.
De acuerdo con Mercedes de la Garza, curadora de la muestra, las piezas que se exhiben son obras de calidad excepcional que reflejan la capacidad creadora, la sensibilidad estética y la perfección lograda por los mayas. “Todas sus creaciones tuvieron finalidades religiosas, políticas o sociales; eran piezas encargadas por los gobernantes, sobre todo de carácter ritual para ser colocadas en los entierros a manera de ofrenda. Cada personaje muerto debía llevar consigo varias vasijas, una para cubrir su cabeza, y otras con alimento para acompañar su camino al inframundo”.
Las piezas están ordenadas temáticamente con el fin de mostrar —además de su valor estético— las formas de vida, la organización sociopolítica, la conciencia histórica, la religiosidad y la cosmovisión de los mayas.
La exhibición comienza con una sección introductora en la que a través de videos se aborda la diversidad cultural de los grupos mayas. En esta misma área una pieza espectacular recibe al público: el Tablero del Trono del Templo XXI de Palenque, “el cual es una de las expresiones plásticas más excelsas del arte maya”.
En la primera sección, El hombre frente a la naturaleza, se plantea la relación de los mayas y del mundo indígena prehispánico en general con los animales y las plantas, muchas de carácter sagrado y con cualidades psicoativas que fueron esenciales en los ritos chamánicos. Se exhiben múltiples representaciones plásticas de flora y fauna de los periodos Preclásico (2500 a.C.) y Clásico (250-900 d.C.).
Le sigue el tema Comunidad y vida cotidiana, que muestra a la sociedad maya en sus diversos aspectos, con énfasis en las ofrendas, indumentaria, ornamentos corporales y costumbres alimenticias.
En el módulo El corazón de las ciudades se reúnen elementos arquitectónicos, escultóricos y pictóricos de áreas ceremoniales de algunas de las grandes urbes mayas, “entre ellas la arquitectura de la ciudad de Chincultik, en Chiapas, por la belleza de sus dinteles”, refirió De la Garza.
En el apartado El hombre frente al tiempo y los astros se exhiben inscripciones de tipo astronómico y calendárico en piedra y estuco, con sus lecturas epigráficas. Asimismo, se integran vasijas y otros objetos con representaciones cosmológicas.
Mayas. Revelación de un tiempo sin fin se puede visitar de martes a domingo de 10:00 a 17:00 horas. Entrada libre.
 


Compartir

Comentarios: