#NoEraCancer por Christiane de Anda de Pous @doniacuca

 

Hace dos años le diagnosticaron a mi mamá un paro cardiaco. Le hicieron unos análisis y estos análisis los revisaron tres diferentes cardiólogos, uno mas chingón que el otro y los tres coincidieron en que habría que hacerle un cateterismo. Mi mamá tiene la mayoría de las venas tan delgadas como un hilito. El riesgo de muerte era altísimo. Me moví por todos lados y conseguí que la viera uno de los mejores cardiólogos de todo México y lo primero que pidió fue que le repitieran todos y cada uno de esos análisis. Ni rastro de paro cardiaco, eran agruras, su corazón estaba perfecto.

El año pasado la mejor amiga de mi suegra fue diagnosticada con Cáncer. Mi suegra ha enterrado a más de 20 personas muy cercanas a ella con Cáncer, incluyendo a su esposo y sabe mucho, pero mucho, de eso. Así que decidió acompañar a su amiga con la que se conoce como la mejor oncóloga de México, quien solo la estaba viendo para revisar cuántas dosis de radio y quimio le iba a dar. Cuando mi suegra le enseñó los estudios a la doctora, adivinen qué, resulta que no era Cáncer, ni siquiera había revisado los resultados de los análisis propiamente.

La semana ante pasada mi mejor amigo, a la mitad de una fiesta de Halloween, se dobla del dolor de panza, empieza a vomitar negro y termina en el hospital. Los estudios dicen que es Cáncer, una semana después, y un día antes de que le extirparan tres cuartas partes del estómago, el seguro envía un doctor a quién no le interesa ganar dinero con la enfermedad de mi amigo y quién, lo primero que hace es volver a hacer todos los estudios, esta vez saca 25 biopsias.

¿Adivinen qué? No era Cáncer. Era Helycobacter pilori. Una bacteria.  ¿El tratamiento? Antibiótico y dieta blanda.

98% de los oncólogos con Cáncer no se radian ni se hacen quimioterapia. ¿Que te dice eso?

A mi me dice que no solo son los políticos los que están guiados por el dinero en nuestro país. Me dice que la mayoría de los doctores se vuelven doctores para tener un Ferrari a los 25 años, así como los políticos se apuntan para tener una casa de 9 millones de dólares que aventarle a la esposa cuando la cosa se pone color de hormiga.

Las compañías farmacéuticas le pagan a los doctores por usar sus medicinas, esto se llama lobbyism y es una práctica que no solo se aplica para convencer a ciertos doctores de que receten Rivotril en vez de Tafil, sino que incluye un a amplia gama de políticas de bullying en contra de la gente que comparte información en contra de sus medicinas y terribles tratamientos. A mi en lo personal me han atacado por promover medicina natural; yo que soy una simple mamá diciendo que el Cellfood salva vidas por que oxigena tu cuerpo, que las medicinas matan, porque lo ví en mi papá: una mesa llena de medicamentos para arreglar lo que las otra medicina le estaban jodiendo y así una montaña de drogas aprobadas por los gobiernos que le sacaron la vida pastilla a pastilla y al final no le arreglaron nada de lo que le tendrían que haber arreglado.

Mucha gente me discute, cuál es el negocio de matar gente, si las matan no les pueden vender medicinas. De acuerdo. Pero el negocio no está en matar gente; el negocio está en tratar gente. No en curarla. El negocio está en recetar Rivotril por tres años a un joven que fumando marihuana puede lidiar con sus problemas de ansiedad, o recetándole a todas las señoras de mas de 50 años Tafil, por el resto de sus vidas, para lidiar con cualquier tristeza o trauma, en vez de terapias emocionales, de hablar con alguien a quién le importe, de aprender a tratarse con mas amor y mas respeto… y fumar marihuana para mandar todo lo que no vale la pena muy lejos de tu corazón.

Le podemos llamar un milagro médico que ni mi mamá, ni la amiga de mi suegra, ni mi mejor amigo se echaron a perder la vida por un mal diagnóstico, que tristemente no es la excepción de la regla, si no la norma en nuestro país, o lo podemos llamar por su nombre: Malpraxis, extorsión, abuso, corrupción.

La época donde los doctores y los políticos eran semi-dioses a quienes no se les cuestionaba nada ya terminó.

México está despertando. La revolución de nuestro siglo es una revolución de la conciencia.

Necesitamos comenzar por ganar absoluta conciencia de nuestro cuerpo; creo que no hay nada más difícil que entender que literalmente somos un transistor, lo que le metemos a nuestro cuerpo, física y emocionalmente, es lo que nos hace funcionar, bien o mal.

Existen medicinas milenarias, creadas por la tierra, que se han demostrado funcionar de manera mucho más eficiente que aquellas diseñadas en laboratorios. La Ayahuasca ha demostrado lidiar con problemas de drogadicción mucho mejor que cualquier químico; la Marihuana esta comprobada como medicina contra la ansiedad, el dolor, la nausea y estudios recientes demuestran que sirve como antiinflamatorio y para regular todas las funciones del sistema endocrino; la Psilocibina, encontrada en los hongos, funciona contra la depresión, el miedo a la muerte y los problemas crónicos de ansiedad y la tomas una vez al año, si quieres, no una vez en la noche y una en la mañana, todos los días, por el resto de tu vida.

La comida es por supuesto, lo mas importante. Yo empecé a sufrir de mucha ansiedad, como hace muchos años no me pasaba y es que después de varios años de estar embarazada o amamantando, finalmente pude regresar a mi antiguo amante: el café; poco tiempo después empecé a sufrir de ataques de pánico e insomnio. Dos semanas sin café y estoy mas tranquila que nunca.

Se ha dicho mucho, suena cursi como la fregada, pero trata a tu cuerpo como un templo. Date tiempo en la mañana y en la noche para empezar y terminar el día, aléjate de las cosas que sabes que te hacen mal, que son mini-drogas que arreglan lo que está mal por cinco minutos pero terminan haciéndote mas daño a la larga. Toma decisiones conscientes por sanar tu vida y acercar las opiniones de aquellos que no se benefician de tus enfermedades. –Por supuesto no todos los doctores son malos, pero tristemente si son muy pocos aquellos que todavía le tienen tanto amor a lo que hacen como para chequear y re chequear un diagnóstico antes de cortar, cerrar y bombardear de químicos que matan absolutamente todo en tu cuerpo,  lo bueno , lo malo, lo que era y lo que no era, sin dejar rastro de lo que realmente estaba pasando en tu cuerpo; una bomba atómica que la mayoría de las veces termina por matarte.–.

Pero tu si te tienes ese amor, si te recetan algo terrible, hazte los análisis tres veces, en tres diferentes lugares y evita lo que mas daño te hace en la vida: el miedo; con información y sobre todo, compasión ante ti mismo.

Les dejo las seis cosas mas cancerígenas en el mundo de hoy y las opciones para evitarlas:

Inflamación por señales eléctricas: Vivimos rodeados de señales de radio, de wi-fi, de aparatos eléctricos. Haz grounding o earthing todos los días; camina descalzo en el pasto mojado en la mañana, en la tierra, en la piedra o cemento. Esto funciona como cualquier aparato eléctrico, necesita una tercera salida a la tierra para deshacerse de la energía extra que te “sobrecalienta”. Lo ideal sería que bajaras el switch de la electricidad en la noche para darte un descanso, si se te hace muy exagerado, saca el wi-fi de tu cuarto y apaga el interruptor de la tele de noche. Verás inmediatamente la diferencia en como duermes.

Micro-ondas: Tíralo a la basura. Las palomitas saben mucho mas ricas y se hacen igual de rápido en la estufa y con mantequilla real; para calentar toda la demás comida, le roba absolutamente todas las vitaminas y minerales así que te deja comiendo prácticamente cartón. Además las ondas de microondas causan Cáncer, punto.

Señal del celular: Usa el altavoz, especialmente cuando esta “marcando”. Y si tienes opción por favor nunca compres una casa abajo de una antena repetidora.

Desodorantes con aluminio: Causan Cáncer de mama. Existen desodorantes fantásticos orgánicos que funcionan igual de bien sin matarte; los de Manantial de las Flores y Weleda son mis favoritos, así como los de piedra mineral. Aunque sinceramente, el mas efectivo y rico para mi es el aceite de coco.

Emociones atoradas: Ser muy aprensivo, demasiada ansiedad, trabajo obsesivo, hasta un sustote cómo que te digan que tienes Cáncer cuando no, te pueden dar Cáncer. Lidia con tus emociones, enfrenta el monstruo interior, que solo se convierte en un monstruo cuando sabe que lo ignoran. Terapias de desbloqueo emocional, Scio, Ayahuasca, hongos, marihuana, una buena peda en donde escupas todo tu sentir con tu mejor amigo, meditación, auto-análisis, hasta un psicólogo, todo sirve, mientras no entierres tus emociones hasta explotar como olla express lleno de tumores por todos lados.

Conservadores: Toda la comida con nitratos: principalmente embutidos, jamón, salchichas, salami, chorizos, tocino, etc. Existen opciones orgánicas en las carnicerías locales o en lugares como City Market.

Glutamato Monosódico: El peor de todos; es el responsable del sabor conocido como “Umami” y es en realidad un potencializador de sabor. Lo que hace es abrir micro llagas en la lengua que sólo el mismo MSG puede llenar, por lo que si se consume repetidamente la otra comida te deja de saber. Es altamente adictivo y puede causar dolores de cabeza, palpitaciones y a la larga Cáncer de lengua, esófago y estómago. Lee las etiquetas de lo que comes y cuidate de todos estos nombres, que todos son lo mismo, MSG: äcido glutámico, extracto de levadura, levadura autolizada, alimentos o nutrientes de levadura, proteina vegetal hidrolizada, proteína animal hidrolizada, proteína de soja, proteína de suero, harina de avena hidrolizada, caseinato de sodio, caseinato de calcio e incluso pueden llamarlos “sabores naturales”. Sneaky bastards.