Rainforest Alliance y el consumo responsable

Hablemos de consumo responsable

Cada vez son más frecuentes las señales del daño que le hacemos a la naturaleza al explotar de manera desmedida sus recursos con el único fin de satisfacer la economía de unos cuantos y las necesidades, o más bien, las necedades de una sociedad consumista como la nuestra.

La sociedad de consumo es un término utilizado para designar el tipo de sociedad que se encuentra en fase avanzada de desarrollo industrial capitalista y se caracteriza por el consumo masivo de bienes y servicios, disponibles gracias a la elevada producción de los mismos.

Siendo el último eslabón de la cadena, los consumidores tenemos el poder de ayudar de forma directa a nuestro planeta, a través de nuestras decisiones de compra.

Con nuestra forma de consumir podemos influir en la marcha de la economía y del mundo de una forma directa. Un consumo consciente y responsable, orientado al fomento de actividades satisfactorias para la naturaleza y las personas es una gran contribución y un decisivo instrumento de presión frente al mercado.

Convertirnos en consumidores responsables no es nada complicado y es lo mejor que podemos hacer mientras estamos en este planeta. Para lograrlo, lo primero que debemos hacer es optar por marcas responsables, buscar aquellos productos avalados por certificaciones como Fair Trade y el Rain Forest Alliance.

El sello de la rana verde de Rainforest Alliance indica que una empresa agrícola, forestal o turística ha sido auditada para cumplir con los estándares que requieren sostenibilidad ambiental, social y económica. En la agricultura el estándar abarca los tres pilares de la sostenibilidad: social, económico y ambiental. Las fincas Rainforest Alliance Certified son auditadas regularmente para verificar que los agricultores cumplan con los requisitos integrales del estándar, éstos requieren una mejora continua en el camino hacia la agricultura sostenible.  Una de las fincas que cuentan con el sello en México es la Huerta Santa Sofía (Veracruz), lugar de origen de las naranjas que utiliza la empresa Jugos Del Valle para preparar Del Valle 100% jugo de naranja, ya que cumple con los importantes principios de la agricultura sostenible, que son la conservación de la biodiversidad, la mejora en los medios de vida y el bienestar humano, la conservación de fuentes naturales y la planificación efectiva y sistemas de gestión de fincas. Así que la próxima vez que compren un jugo, elijan el de la rana verde y contribuyan así con la flora y fauna.

En Hello DF aplaudimos la labor de las empresas sostenibles. Si ustedes conocen o representan alguna, con gusto compartiremos su historia aquí.