Re_Construir México: la reconstrucción sostenible e inteligente urbana y rural @SOMAmexico

Re_Construir México @SOMA

Ante las emergencias en el país causadas por los sismos y huracanes del mes de septiembre, necesitamos sumarnos al esfuerzo de ayuda humanitaria y de reconstrucción para lograr soluciones sostenibles y de largo plazo. Demoler para construir de nuevo no es una solución. Se pierde todo lo que se pudiera rescatar.

Necesitamos estrategias conjuntas que ayuden a resolver el alojamiento para damnificados, que promuevan la reutilización de materiales y estructuras existentes y posibiliten los diagnósticos de las causas de los daños para evitar nuevas catástrofes. Lograr una planeación estructural requiere impulsar una reforma de las dinámicas de construcción: más eficaces, sostenibles, realistas y justas.

Hemos perdido más de 300 vidas y hay más de cien mil viviendas afectadas, además de escuelas, hospitales, iglesias e infraestructuras tanto en comunidades rurales como en centros urbanos. Reconstruir México implica una profunda reconstrucción social y una valorización de lo existente.

El aprendizaje de los terremotos del 85 se debe actualizar: nunca más diseño contra la naturaleza y contra las personas, sino al servicio de una sociedad plural. El futuro del país y la credibilidad de las instituciones depende de la inteligencia y la planeación conjunta con que se lleve a cabo la reconstrucción.

El programa público de los Miércoles de SOMA retoma sus actividades como un espacio de discusión de temas afines a las situaciones que afronta el país en estos momentos.

El próximo 11 de octubre SOMA organiza una charla en la que participan arquitectos que forman parte del proyecto ReConstruir México, el cual busca poner de pie al país a través de la reconstrucción sostenible e inteligente urbana y rural.

Re_construir México propone rescatar las construcciones reciclando, reconstruyendo y respetando lo existente, a partir de una profunda reconstrucción social y una valorización de lo existente. Su propuesta consiste en 6 puntos:

• No invalidar construcciones que sufrieron daños reparables. Demoler y construir de nuevo es más costoso y menos eficiente que recuperar lo existente de manera responsable.
• Respetar la forma de vida de las comunidades; recuperar sus métodos y materiales constructivos tradicionales. Construir en block y con concreto no es más seguro que hacerlo con adobe, madera y palapas. Imponer métodos y materiales ajenos a la región es ir en contra de la lógica del clima, la geografía, la cultura local y las necesidades reales de los habitantes.
• Realizar diagnósticos de las viviendas para asignar categorías de riesgo, alternativas de rehabilitación y soluciones basadas en las causas de los daños de las construcciones afectadas.
• Cumplir la normatividad en temas de demoliciones y manejo de deshechos, ya que esto ha tenido efectos devastadores en cauces de ríos, barrancas y reservas naturales. No se puede atender la emergencia dañando los recursos existentes.
• Diseño de campamentos para damnificados con soluciones técnicas apropiadas.
• Realizar estrategias específicas para los dos ámbitos distintos donde han ocurrido los daños: lo urbano y lo rural.

#arquitectos

SOMA

Miércoles 11 de octubre, 20:30–23:00 hrs.

Calle 13, No. 25. Colonia San Pedro de los Pinos, 03800 Mexico City, Mexico