“Vacunar o no vacunar, he ahí el dilema” por Christiane de Anda @doniacuca #HelloDF

Vacunar o no vacunar, he ahí el dilema.

por Christiane de Anda @doniacuca #HelloDF

Ha llegado el momento que tanto temí: la escuela. No por que me quiten a mi bebita, sinceramente, después de casi 3 años de esclavitud sin nanas ni guarderías, creo que una vacación de 3 horas al día me es muy merecida, -vacación que me va a durar cinco minutos porque el otro va que vuela para necesitar toda mi atención para no morir en el intento de crecer.

En fin, me enamoré de la escuelita; un jardín enorme, maestras amorosas, aceptación total en el involucramiento de los papás, no cuesta un millón de dólares y en la hoja de requerimientos todo bien…  hasta que me topé con el coco: la cartilla de vacunación.

Mis hijos no están vacunados.

Y no, no soy una madre inconsciente que basa las decisiones de las vidas de sus hijos en pseudo-ciencias y dimes y diretes que se topo en una revista o en el Internet, como un periodista inverbe le dijo a Dennise Merker en el radio ayer.

Existe todo un movimiento anti-vacunas en Estados Unidos y cómo no, si se han reportado mas de 15,000 casos de autismo en niños directamente relacionados con las vacunas y se conocen 30,000 casos al año de enfermedades causadas por éstas, desde una cosa leve como rosácea hasta ADHD, Autismo, Parálisis y muerte.

MI sobrino tenía 3 años cuando el padrísimo pediatra decidió ponerle 7 vacunas de un guamazo por que se iba a vivir a Cancún; el pobre tuvo 40 de calentura y convulsiones durante meses. Casi se muere. Malditas vacunas.

Existen dos puntos importantísimos que hay que pensar cuando uno discute el tema de las vacunas:

Primero, que muchas de éstas contienen thimerosal, un derivado del mercurio y bien conocida neurotoxina directamente relacionada con el autismo. Hasta el  Gobierno Norteamericano concedió en una demanda reciente que el mercurio de las vacunas fue la causa principal del autismo de Hanna Poling, de 9 años.

¿Se acuerdan en los 90’s, tan de moda los collares con mercurio con los que jugábamos? Hasta que se hizo de conocimiento general que si te lo tragas te mueres. Eso es lo que nos inyectan. Y puede ser que la concentración de este conservador sea mínima en las primeras dosis que se inyectan, pero después el frasquito vuelve al refrigerador por meses y cada inyección se acerca más al depósito del metal tóxico y así, se concentra más su presencia en la “medicina”.

Desde 1999 la Asociación Americana de Pediatría recomendó a la CDC retirar todas las vacunas que tuvieran thimerosal y en Estados Unidos se han retirado la gran mayoría, a excepción de algunas vacunas de influenza, meningococo y tétanos; pero ¿dónde acaban esas vacunas? Adivinen.

El año antepasado hubo una nota muy importante en el New York Times que decía se había hecho un descubrimiento que dejaba en evidencia que muchas de las máquinas hasta ese momento utilizadas para detectar Cáncer, en efecto, estaban causando otros tipos de Cáncer; por supuesto inmediatamente quedaban fuera de uso.

Al día siguiente Calderón emite un comunicado muy orgulloso diciendo que había gastado no se cuantos miles de millones de pesos en equipo “casi nuevo” para detección de Cáncer, de nuestros buenos vecinos, los gringos. ¡Qué padre! Somos el basurero de los Yanquis. El basurero tóxico.

La segunda cosa que cabe darle una buena masticada es lo que se llama “viral shedding” o replicación viral. Esto significa que al ser inyectado con un cultivo vivo de un virus, puedes tu desarrollar inmunidad a él, pero al mismo tiempo te vuelves el encargado de distribuirlo. Tomen como ejemplo la influenza. Cada año, los laboratorios deciden hacia donde creen que ha mutado el virus de la influenza y desarrollan vacunas para ese tipo específico del virus. Todo aquel que no se vacuna se enferma, pero no porque esté en el aire, sino por que los vacunados contagian a los no vacunados. La vacuna, te dicen, dura 6 meses. La mayoría de la gente corre paniqueadísima a vacunarse en la época de frío y seis meses después empiezan las noticias de miles de muertes por influenza.

Cuando India llevaba un año libre de Polio, hubo un aumento enorme en “Non-Polio Accute Flaccid Paralysis (NPAFP)”, Indistinguible del parálisis por Polio pero doblemente mortal. En el 2011 hubieron 45,000 casos de NPAFP, un aumento directamente proporcional a las dosis de polio oral recibidas.

Que quede claro: no estoy en contra de las vacunas. Me queda claro que son uno de los descubrimientos médicos mas importantes de los tiempos modernos; que han permitido erradicar los tipos salvajes de virus y controlar enfermedades que antes se dispersaban como el fuego.

Peleo por el derecho de tomar decisiones informadas. Peleo por que el gobierno nos de acceso a vacunas sin mercurio y porque la edad de vacunación sea una edad lógica; la práctica de vacunar a los recién nacidos contra la Hepatítis B viene de Inglaterra, de cuando la mayoría de las madres tenían prácticas sexuales dudosas; ósea eran prostitutas. Por amor de Dios.

También, no es la única opción. Gracias a un mexicano, el Dr. Isaac Goiz, existe otro método para pelear los virus y es el biomagnetismo.

El biomagnetismo funciona a base de campos magnéticos y lo que se descubrió son los meridianos magnéticos del cuerpo. En pocas palabras y para no hacerles el cuento mas largo, el cuerpo humano esta diseñado para vivir con el magnetismo de la tierra. Cuando se colocan dos imanes del mismo polo en extremos opuestos de los meridianos magnéticos del cuerpo –líneas invisibles que nos atraviesan donde los virus y bacterias se alojan– se crea un PH alcalino donde el virus se muere inmediatamente.

Toda mi familia va con un doctor mágico llamado Roberto Frederick, alumno de Goiz. Algunos en mi familia creen en la medicina alternativa y otros para nada. Aún así, todos vamos con Frederick. Funciona siempre. Los niños entran vomitando, salen jugando. Como magia, pero es ciencia.

Existen opciones. Averigua, tómate tu tiempo, la vida de tus hijos depende de ellas.

Nada de esto es pseudociencia, pueden visitar todos los estudios con detalle en http://Mercola.com.

Para mas información en biomagnetismo: http://biomagnetismo.biz

National Vaccine Information Centre