“En México las escenas tienden a monopolizarse, y si no te alineas con los que mandan, el camino es más difícil”, dice la DJ Cristina Massieu, Entrevista por @carlosgvi para Hello DF

Compartir
  • 188
    Shares


Cristina Massieu, una atmósfera oscura, urbana y sensual

Por Carlos González

La música es una especie de vestimenta. Un tipo para cada ocasión. Un color, una forma y una pieza que invita a repensar de forma íntima. De día o de noche, nuestra vestimenta se vuelve un lenguaje peligroso pero disfrutable. Siendo sinceros, así es como defino específicamente a las fiestas, como espacios en que las personas hablan a través de la música y su vestimenta. Por ello resulta interesante hablar de los responsables de las fiestas pues sin duda se trata de seres que no conocen de noches homólogas. Distinguirse del resto a través de la diversión y la música pareciera un acto de anarquía pero se trata más bien de un acto con total energía de arte. Para convencernos de ésta y otras sentencias, Hello DF platicó con Cristina Massieu, dj y artista visual originaria de la Ciudad de México quien de forma breve nos dejó conocer las complejidades de dichas sentencias a través de su trabajo.

Bajo Circuito, El Imperial, Terraza Regina y Mono, son sólo algunos de los espacios en los que han incurrido sus sonidos techno y dark disco.

Sin más, aquí un poco de lo que platicamos y como regalo un set que compartió en exclusiva con Noiselab el año pasado.

¿Cómo es que decides ser DJ siendo que estudiaste artes plásticas?

Fue un proceso simultáneo, empecé a interesarme por el mundo de la música electrónica un poco antes de entrar a la universidad y ambas cosas fueron desarrollándose juntas.

De igual forma eres fotógrafa. ¿Cómo conjuntas tus estudios por el arte, el gusto por la música y la fotografía?

Para mí la música es lo que le da sentido a todo. Es lo que me inspira a crear, a tomar fotos. Digamos que todo mi trabajo visual va acompañado de un soundtrack.

Hace poco escuché una entrevista a Juan Soto, DJ y productor mexicano, en la cual explica lo desgastante que puede llegar a ser el trabajo detrás de los decks a lo largo de los años. Fiestas, desveladas y vicios, ¿qué opinión tienes al respecto, coincides?

Coincido. No es un trabajo para todos, y por supuesto es muy cansado. Una cosa es salir a reventar y otra trabajar en la fiesta. Sin duda propicia muchos vicios. Aún así, esto te obliga a disciplinarte y ser íntegro en tu profesión. Todos hemos tenido tropezones y aprendido de ellos.

¿Cuál crees que sea la condición actual de la escena electrónica en México? siendo ésta tan amplia y diversa, ¿crees que existe una verdadera competencia?

Definitivamente hay competencia real. Esto tiene sus pros y sus contras, porque tristemente en México las escenas tienden a monopolizarse, y si no te alineas con los que mandan, el camino es más difícil. Aún así, la escena es tan increíblemente diversa que existen espacios de expresión para muchos tipos de creadores, y eso es muy valioso. Creo que es muy importante estimular un sentido de alianza, unidad y humildad entre artistas.

En tus redes sociales y en varias ocasiones he leído de tu rechazo a los festivales en México. ¿A qué se debe esta postura?

Esto es sin duda una unpopular opinion. Me parece fantástico que tantos artistas maravillosos visiten México, porque de verdad hay pocos países donde esto sucede. También sé que la música es uno de los negocios más redituables del mundo, y no soy tan ingenua como para declarar que “todo debería ser gratis”. Sin embargo, creo que los promotores y organizadores de muchos festivales en México carecen de ética social, por llamarla así, porque en muchos casos simplemente utilizan la música como un medio lucrativo que rara vez favorece a los asistentes de sus propios eventos. Empezando por los precios elevadísimos del acceso y del consumo dentro de los festivales, además del concepto elitista de las áreas VIP para gente “relevante”. Esto ya de entrada divide, y la música, desde mi punto de vista, debe tratarse de lo contrario. Los festivales tendrían que favorecer tanto a los artistas como a los asistentes, y ofrecerles a los últimos un trato realmente justo.

¿Cómo defines tu estilo musical, qué podemos escuchar en una fiesta amenizada por ti?

Actualmente exploro sonidos dark disco, techno y electro en mis DJ sets. Me caracteriza una atmósfera oscura, urbana y sensual, con algunos tintes místicos. En realidad, el estilo de mis sets se inspira en mis propias vivencias y me gusta que saque a la audiencia de lo convencional, me encanta que se dejen ir y verlos bailando, es una sensación increíble. Entre mis artistas favoritos actualmente están Vitalic, Sevdaliza, Oliver Huntemann, Blancah, Nhar y Vox Low, por mencionar algunos.

¿Crees que el reggaetón es un fenómeno efímero o un estilo que llegó a competir musicalmente y ambientalmente en las fiestas de la ciudad?

En el mainstream todo es relativamente efímero. El Reggaetón llegó con muchísima fuerza y sus raíces son más complejas de lo que uno pensaría. Aunque yo no me identifico con el género, es evidente que desbancó a toda la competencia. Por otro lado, me parece interesante que colocó a Latinoamérica en el ojo público, y eso me parece positivo.

Me gustaría que nos contaras un poco sobre tus otras pasiones. En cuanto a la fotografía, ¿qué opinas del creciente número de perfiles dedicados al cuerpo femenino en Instagram? ¿Cuáles son las características que hacen tu trabajo distinto al resto?

Es un tema delicado para mí porque estoy en contra de la cosificación de la mujer, y mucho de lo que sucede en IG es precisamente eso. Pero también es un espacio donde se desenvuelven muchos artistas y todos los usuarios elegimos qué contenido queremos frecuentar, así que para mí se trata de una refinación de mis redes y mi contenido visual. En cuanto a mi trabajo, creo que la mirada de cada fotógrafo es de por sí única. Yo busco sacar a mis modelos de un contexto cotidiano y transportarlas a uno mágico, eso es lo que distingue mi obra.

¿Las artes plásticas son una licenciatura compleja en un país como el nuestro? ¿Se puede vivir de ella?

Todas las vocaciones tienen su complejidad, las Artes Visuales no son la excepción. Nuestro país es rico en tradición artística con todo y sus limitaciones. Aunque no es fácil, claro que se puede vivir de las Artes Plásticas.

¿Cómo influye la Ciudad de México en tu forma de ser y trabajar?

La Ciudad de México es parte de mi identidad artística por el simple hecho de haber nacido y crecido aquí. Es un lugar donde suceden muchísimas cosas y donde habita todo tipo de gente. Las mujeres que fotografío son en su mayoría mujeres mexicanas, mi trabajo es un registro de nuestras experiencias y nuestra realidad.

SET:  https://soundcloud.com/goozferlop/the-set-051-cristina-massieu

TW: https://twitter.com/CristinaMassieu

FB: https://www.facebook.com/cimassieuphotography/

Soundcloud: https://soundcloud.com/cristinamassieu



Compartir
  • 188
    Shares

Comentarios: