Greenpeace da reconocimiento a AMLO por sus planes para proteger el maíz nativo @lopezobrador_

Compartir
  • 29
    Shares


En el Día Mundial de la Alimentación, el pasado 16 de octubre, activistas de la organización Greenpeace llegaron a la casa de campaña de Andrés Manuel López Obrador, para entregarle un reconocimiento por su compromiso para proteger el maíz nativo durante su Administración.

Dentro de  las promesas de campaña del presidente electo de México, está la de promover una política efectiva de protección de los maíces nativos, así como la prohibición de la siembra e introducción de especies genéticamente modificadas. También la de otorgar créditos a la palabra para la compra de semillas, insumos y todo lo relacionado para mejorar las tecnologías tradicionales y el establecimiento de nuevas tecnologías que sin afectar el medio ambiente, permitan una mejor productividad.

Los activistas llegaron a la casona ubicada en una esquina de la calle de Chihuahua, en la colonia Roma de la Ciudad de México con camisetas portando el mensaje “Por la agricultura ecológica” y colocaron un cuadro con la imagen de del dios del maíz.

“Este cuadro es un reconocimiento, pero al mismo tiempo esperamos que sea un recordatorio permanente de las promesas de campaña que hizo en torno al rescate del campo”,  María Colín, Greenpeace

En este sitio fue donde Greenpeace le hizo entrega a nuestro próximo presidente la lista de acciones puntuales para llevar a cabo sus promesas de campaña con éxito.

Entre las medidas que recomendó la organización ambientalista se encuentran:

  • La propuesta de las modificaciones a la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (OGM).
  • El etiquetado obligatorio de OGM para consumo humano.
  • La eliminación progresiva de cupos de importación de maíz amarillo.
  • Eliminación de trabas para poder contar con Zonas Libres de OGM (ZLOGM).
  • El decreto de la eliminación progresiva de al menos 183 plaguicidas peligrosos que han sido prohibidos o restringidos en otros países y que sin embargo en México se siguen usando.

Según datos de Greenpeace, actualmente, el 80% de la tierra cultivada en México es propiedad de pequeños productores, son ellos quienes proveen el 40% de los alimentos que consumimos, sin embargo reciben menos del 10% de los apoyos gubernamentales destinados a la agricultura, la mayor parte de los recursos se concentran en los grandes productores quienes privilegian el monocultivo.

Hello DF

 



Compartir
  • 29
    Shares

Comentarios: