Los hallazgos arqueológicos más destacados de 2014 #México

 
 
El hallazgo de Naia
Naia es el nombre que sus descubridores han dado a un esqueleto humano, de 12 a 13 mil años de edad, encontrado en Tulum. Su descubrimiento confirma, según el INAH, que los primeros pobladores del continente americano proceden de Siberia.
Naia, el esqueleto más antiguo de América, hallado en el cenote Hoyo Negro en Tulum, Quintana Roo, y con el que expertos aseguraron que se convierte en el “eslabón que faltaba para confirmar el vínculo entre los primeros pobladores de América y los indígenas contemporáneos del continente”.
Según especialistas, Naia tenía 15 o 16 años cuando murió y se refugiaba en una cueva donde quedaron restos de fogatas y cadáveres de animales. En dicho lugar que aparentemente servía de resguardo, había restos óseos de un tigre dientes de sable, un perezoso, tapir gigante, cerdo de monte, oso, puma, entre otros animales.
El hallazgo, resultado de años de una investigación realizada en México, Estados Unidos y Canadá, fue dado a conocer por al INAH, institución que señaló que los primeros registros datan de 2007.
Tras el hallazgo, los restos de Naia fueron sometidos a un estudio de ADN mitocondrial, entre otros, y entre los resultados destacaron que posee una antigüedad de entre 13 mil y 12 mil años; que es de origen asiático (Beringio) del haplogrupo (cromosoma materno) D.
Además, se identifica con las migraciones que llegaron a América desde Siberia; se trata del esqueleto más completo e intacto que se ha encontrado del sexo femenino entre 15 y 16 años de edad.
INAH-revela-nuevo-hallazgo-Teotihuacan-1950736
Las más de 50 mil piezas del “inframundo” en Teotihuacan
“El túnel es una representación metafórica de la concepción del inframundo”: arqueólogo Sergio Gómez. Foto: INAH.
En el recuento de este 2014, destaca el trabajo exploratorio en la zona arqueológica de Teotihuacan, donde un equipo de arqueólogos encontró miles de objetos, piedras preciosas y figuras talladas en madera, de alto valor, ocultos en el interior de un túnel que se extiende a lo largo de más de 100 metros justo debajo del Templo de la Serpiente Emplumada y al que ningún humano habría accedido en los últimos mil 800 años.
Tras varios años de trabajo, los investigadores del INAH pudieron revelar que las paredes y el techo se encuentran completamente salpicados de distintos minerales y piedras preciosas, con los que, según especulan los expertos, los teotihuacanos buscaron recrear el inframundo.
El tesoro encontrado, alberga más de 50 mil piezas arqueológicas con alto valor cultural y simbólico; el sitio del hallazgo, así como los objetos encontrados, datan del alrededor del año 250 d. C., y todo habría servido conjuntamente para investir a los miembros de la clase gobernante, tanto como para enterrarlos al momento de su muerte.
De acuerdo con el equipo encabezado por el arqueólogo Sergio Gómez, confían en poder dar con los restos mortales de algún dirigente hacia finales del 2015.
tesoro.teo.6 115
Uxmal
El descubrimiento en Uxmal de una estructura enterrada debajo del Palacio del Gobernador indica que dicha ciudad antigua puede tener más de mil 500 años.
Arqueólogos yucatecos del Instituto Nacional de Antropología e Historia descubrieron en Uxmal una estructura enterrada debajo del Palacio del Gobernador, la cual revelaría una arquitectura que no se conocía en esta ciudad maya, una nueva historia y una antigüedad superior a la que se creía sobre el origen de la emblemática zona arqueológica.
El arqueólogo José Huchim Herrera, coordinador de los trabajos de rescate de Uxmal, explicó que durante las excavaciones en la consolidación de dicho edificio se abrió una cala y se toparon con un arco del estilo Puuc Temprano, es decir, alrededor de 200 años más antiguo que la arquitectura conocida de esa ciudad prehispánica.
5434c6393f06b

facebook.com/HelloDFpage