Los 10 datos que deberías saber de la colonia Juárez @LaJuarezDF CDMX

 

Por que sus calles son un contraste tan mexicano, un claro ejemplo de la transformación y permanencia de esta Muy Noble y Leal Ciudad de México, les dejamos 10 puntos para conocer mejor a la Colonia Juárez.

1.- La Juárez es una afirmación nacionalista, porque a finales del siglo XIX fue planeada y urbanizada bajo el nombre de “Colonia Americana” pero la compleja relación con nuestros vecinos del norte hizo que en 1906 le cambiaran nombre. Por eso en el cruce de las calles de Dinamarca y Londres se encuentra la “Plaza Washington” en donde hasta los años 70´s estuvo una estatua de George Washington, la cual actualmente está escondida en el Bosque de Chapultepec. Esa estatua fue derribada en 1914 por los vecinos de la colonia tras enterarse de la ocupación del ejercito yankee en el puerto de Veracruz.

2.- La colonia fue considerada como un “injerto” de un barrio europeo al poniente del antiguo “Paseo de Bucareli”, llena de palacetes y mansiones de bella arquitectura ecléctica habitada por la aristocracia tanto nacional como extranjera de finales del porfiriato, así como de varias embajadas y legaciones diplomáticas, contando ya con un diseño urbano “moderno” por donde corrían  enterrados los cables de luz evitando los postes y cuyas calles de nombres de ciudades europeas eran atravesadas por el viaje del tranvía eléctrico.

3.- Herida gravemente por la batallas y destrucción de la “Decena Trágica” en 1913 y señalada como reminiscencia del antiguo régimen porfirista, inicio a ser relegada por la nueva clase dominante que cambio su código postal al poniente, hacia Las Lomas y Polanco, por lo que sus casonas palaciegas fueron demasiado onerosas para una aristocracia caída en la desgracia de la revolución y sus nuevos cachorros.

4.- Así que “la pequeña Europa” que alguna vez fue la Colonia Americana, empezó a ser desmantelada, derrumbando las casonas y fraccionando los terrenos, dando paso a la modernidad de los años 50´s y 60´s del siglo XX, insertando pequeños condominios funcionalistas que rompían tajantemente con la estética y suntuosidad que ostentó sus calles, pero por eso mismo democratizándola, ya que así pudo llegar una nueva generación que le dio un giro a la colonia, al recibir restaurantes, boutiques, oficinas, cafés, galerías y hoteles de alta gama.

5.- Alrededor de 1968 a una parte se le empezó a llamar como la Zona Rosa, (consideramos fue por el mtro. José Luis Cuevas) también por esas fechas llegó la estación del metro Insurgentes y su flamante glorieta, lo que generó el arribó de más visitante y un nuevo giro de los establecimientos, pero no cabe duda que desde finales de los 60´s hasta el inicio de los 80´s, la Zona Rosa dentro de la Juárez mantenía el esplendor de la ser la zona más cosmopolita en cuanto a oferta gastronómica o de infraestructura hotelera y de espectáculos en el Distrito Federal.

6.- Otra herida muy dolorosa para los vecinos de estas calles son los sismos de 1985. Se perdieron muchas vidas humanas y muchos edificios colapsaron o tuvieron que ser demolidos. Fueron más resistentes las viejas construcciones porfirianas que los edificios de concreto. Aun quedan huellas de esos 19 y 20 de septiembre en terrenos baldíos, abandonados o usados como estacionamientos, la colonia volvió a ser abandonada y su condición se fue empobreciendo hasta ser considerada ya un espacio disminuido y sin atractivos aparentes para la gran ciudad.

7.- A principios del nuevo milenio la Zona Rosa se empezó a identificar con las comunidades LGTB, por ser un espacio de mayor tolerancia tras albergar desde mediados de los 90´s giros como los table dance o las sex shops, por lo que los bares y antros gay son frecuentes en el perímetro de la calle de Amberes.

8.- Una nueva comunidad que llegó a asentarse en la Juárez al final del siglo pasado fue la coreana, que al poniente de la colonia ha concentrado restaurantes, tiendas, cafés, karaokes y mini supers con oferta de productos y servicios de ese país y en muchos casos sin traducción al español. También vale la pena señalar a la otra colectividad que está en los perímetros de las plazas Washington y Giordano Bruno: Los gitanos, quienes son muy identificables por mantener el acento y la impronta andaluza además de su actitud gregaria.

9.- El nuevo siglo le trajo a la Juárez nuevos bríos, impactada positivamente por el remozamiento del Paseo de la Reforma y el Centro Histórico con la llegada de nuevos edificios y proyectos inmobiliarios, aunado a su posición privilegiada en la Ciudad de México y de contar con múltiples opciones de movilidad, en la colonia comenzó un proceso de restauración, no solo de inmuebles y espacios públicos, sino de actitud, al iniciar acciones diversas para recuperar viejas construcciones o apostar por nuevos conceptos gastronómicos, culturales o comerciales que intentan convivir con la esencia de este barrio con aires europeos pero con carácter netamente chilango.

10.- La Juárez esta cambiando de nuevo, evolucionando. Obviamente nos lamentamos por todo el patrimonio perdido por la avaricia inmobiliaria y los terremotos, pero junto con otras acciones que se están gestando en la colonia, intentamos conocer y difundir para proteger esta herencia, tanta arquitectónica, histórica y cultural, buscando equilibrios para convivir e interactuar con nuevos proyectos que vienen a darle nuevas historias a estas calles de la centenaria Colonia Juárez en el corazón de Mexico – Tenochtitlán.

http://lajuarezdf.blogspot.mx/

 

10 cosas que debes hacer en La Habana #Cuba

 

 

 

Topman New Items this Week

 

 

 

48 horas en la Ciudad de México, una guía para el viajero contemporáneo

 

 

 

 

La lista definitiva y actualizada de todos los Pueblos Mágicos en México